ADIÓS, VICENTE; NO DEBIÓ ANUNCIARSE VISITA A IGUALA; IGLESIA CRÍTICA Y CRITICADA. Salvador Flores LLamas. HASTA SIEMPRE, Y GRACIAS, MAESTRO LEÑERO. José Antonio Aspiros Villalobos

LA PIEDAD. ENCRUCIJADA DE CAMINOS

A c e n t o

Adiós, Vicente

SALVADOR  FLORES  LLAMAS

Conocí a Vicente Leñero Otero como alumno muy brillante de la Escuela de Periodismo “Carlos Septién García” en 1956, cuando ingresé al primer curso y él iba en el tercero, terminó también la carrera de Ingeniero Civil en la UNAM.

Originario de Guadalajara, supe por él que una vez que terminó Ingeniería le dijo a su padre: aquí está el título que te prometí, ahora seré periodista.  

Pronto nos hicimos amigos y la relación se acrecentó como miembros del grupo interparroquial de la ACJM, del que era asistente eclesiástico el “padre Lacho”, Luis Reynoso Cervantes, que fue obispo de Cuernavaca. Nos reuníamos los domingos en misa de las 9 A. m. en la Iglesia de Praga en la Colonia Juárez,

De allí íbamos a desayunar a una casa de la calle de Chiapas en la Colonia Roma, donde teníamos un círculo…

View original post 3,360 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: